¿Y cómo es él? ¿En qué lugar se volvió campeón?

Imprimir

17 Julio 2012

View Comments

Él es Bradley Wiggins, el corredor británico, compañero de equipo de los colombianos Sergio Luis Henao y Rigoberto Urán, quien está a tan solo 5 duras jornadas de alcanzar su primer Tour de Francia Él es Bradley Wiggins, el corredor británico, compañero de equipo de los colombianos Sergio Luis Henao y Rigoberto Urán, quien está a tan solo 5 duras jornadas de alcanzar su primer Tour de Francia

Es Bradley Wiggins, el hombre que hoy en el segundo y último día de reposo del Tour de Francia se encuentra a 5 días de subir al trono de su majestad Bradley Primero, esto es por primera vez ungido con la corona de rey del  ciclismo por etapas, no solo por su condición de ganador del máximo evento ciclístico del mundo sino igualmente por los antecedentes que le acompañan para subir al podio: Tres oros Olímpicos y ganador en 2012 de la Paris-Niza, Tour de Romandía y Critérium Dauphiné Liberé, antes de afrontar el largo camino de 3 semanas para asistir a su coronación en París el próximo domingo, de no acontecer nada extraordinario ni anormal en los próximos 4 días porque el quinto es el de la fastuosa ceremonia en una de las avenidas más famosas del mundo: Champs Elysées.

Brad, como le dice su entorno más cercano, es un personaje bien particular que en parte riñe con el estereotipo del ciclista. Lo que se sabe de él, lo que se ha visto, oído, leído y reflejado en torno suyo es lo que vamos a intentar aquí en www.revistamundociclistico.com para conocerlo mucho mejor, acercarnos a este personaje, ilustrarnos aún más reflejando en este resumen sus actuaciones, historia, opiniones y acciones que le colocan hoy como el ciclista más admirado de un planeta donde millones de seres pedalean una bicicleta y aprenderán su nombre como la referencia de uno de los deportes  y actividades más ligados al ser humano: Pedalear una bicicleta por placer, salud o profesión.

Antecedentes de oro

Comencemos por decir que Bradley Wiggins nació en Gand (Bélgica) el 28 de Abril de 1980 pero muy temprano se hizo ciudadano inglés y reside cerca de Manchester, lo que le sirvió inicialmente para llegar al ciclismo gracias a su presencia como pistero en el velódromo de esa ciudad de la cual salió para las pistas del mundo consiguiendo en el lapso de 6 años la friolera de 6 medallas de oro en campeonatos mundiales (3 en la Persecución Individual, 2 en la Persecución por Equipos y una en la Americana), además de 3 oros olímpicos en la Persecución Individual, uno en Atenas 2004 y dos en Beijing 2008 (Persecución Individual y por Equipos). Una curiosidad: ganó una etapa del Tour del Avenir 2003.

Siguiendo el mismo camino de los persecutores, Bradley encontró en las carreteras, el camino necesario para entrenarse, adquirir el fondo y resistencia necesarias pero también para abrirse camino, mostrar y mostrarse a sí mismo sus condiciones como rutero, lo que le ha llevado a ser cuarto en el Tour del 2009, líder del Giro de Italia 2010, tercero de la Vuelta a España 2011, Campeón del Dauphiné en 2011 y 2012, Campeón del Tour de Romandía y París-Niza 2012, palmarés que no deja de ser impresionante para quien es profesional desde 2001, haciendo parte de los equipos LindaMc Cartney, FDJ (2002-03 ), Credit Agricole (2004-05 ), Cofidis (2006-07 ) High Road (2008 ), Garmin (2009 ) y pertenece al Sky desde el 2010.

En relación con lo que significa ganar el Tour de Francia, el hoy líder de esta carrera dice que: “Es la más grande actuación posible en el ciclismo y agrega que después de su primera participación en el 2006, comprendió que la mayor parte de las demás competencias tiene un nivel inferior”. Además, ha dicho Wiggins, “Uno no se puede quedar solamente en haber ganado el Dauphiné o la París Niza. Tengo otro desafío y es el de convertirme  en el primer ciclista Campeón Olímpico de la Persecución Individual y por Equipos que también gana el Tour de Francia, algo que persigo no tanto por entrar en la historia sino como por ver hecha convertida en realidad una idea, un sueño que me pertenece”.

Los conceptos de Bradley a sus 32 años tienen que ser los de un hombre maduro y que sabe lo que dice. Por ello frente a quienes han ganado el Tour antes que él, señala que: “En algunos de ellos no hemos podido creer pero finalmente el año pasado con Evans hemos tenido un Tour creíble. Él es un fantástico embajador para nuestro deporte. Trabaja duro y ha ganado gracias a su gran determinación. Lo respeto y ser el sucesor de un verdadero campeón como Evans es motivo de orgullo, diferente a suceder a alguien sobre cuya cabeza pesa una suspensión de dos años de suspensión”.

Un recluso del ciclismo

Por esa misma razón, el espigado “Wigo” sabe que también sobre el habrá sospechas pero elude referirse a ello expresando tajantemente que: “No tengo nada que probar. No hay una sola duda sobre mi vida deportiva. Pueden pensar lo que quieran, no leo prensa especializada y no me interesa que se conozca mi vida privada. El ciclismo es un deporte particular y por ello aparecen toda una serie de comentarios como este: ‘Cuando estabas con nosotros no tenías este nivel’...

En sus entrevistas, expresa frases interesantes: - Me considero un “recluso del ciclismo” y esta dimensión me gusta-, agregando que “Al llegar a Francia tenía 21 años y no hubo muchos que me comprendieran, excepto Marc Madiot quien ha sido para mí la figura paterna”.

El aspirante a campeón del Tour de Francia, no esconde sus errores y defectos sobre todo, los de los años locos y por ello no excluye confesar: “Después de las carreras bebíamos unas cuantas cervezas, más de lo debido, sabiendo que al día siguiente tendríamos piernas de palo. He comenzado y aprendido sobre este oficio de la peor manera posible, sin darme cuenta que estaba construyéndome sobre los errores. Hubo años en los que estuve a punto de colgar la bicicleta pero también encontraba en esos momentos la calma para continuar. Solo con el paso del tiempo pude retomar el camino correcto  y serio para compensar los años anteriores. Ahora que obtengo resultados importantes, algunos piensan mal, lo que es típico en este deporte cuando de un momento a otro comienzas a ganar”.

La altura manda

Una de las inquietudes y preguntas más solicitadas a los grandes campeones del ciclismo giran en torno a la manera como se preparan o como adelantan sus entrenamientos. Bradley adjudica a la preparación en altura, un buen porcentaje de su rendimiento, para lo cual en estos meses desde Abril se fue en dos oportunidades a Mallorca, en El Teide donde entrena a placer, sin mucho tráfico, clima ideal, alejado de la internet y concentrado en lograr el top de la forma según el objetivo, para lo cual programa y cumple religiosamente con los entrenamientos y desniveles necesarios para alcanzar sus picos de forma, afirmando que: “si me hubiera entrenado para la pista como lo hago ahora, quien sabe cuántas cosas más habría logrado. Aun no sé cómo llegue cuarto del Tour 2009, pero hoy me encuentro en un nivel superior. Este es el estilo de vida y nivel de entrenamiento que me gustan. Así soy feliz y todo gira en torno a nuestros objetivos”.

Este año después del Dauphiné y en víspera del Tour, Wiggins y sus coequiperos hicieron un campo de entrenamiento en los Alpes, donde reconocieron algunas etapas, especialmente la crono de Besançon. Desde el punto de vista del material y de la técnica, Wiggins utiliza tanto en las carreras de ruta como en los cronos, un plato central ovalado que según él, permiten un mejor rendimiento al pedalear y los resultados -hasta hoy- le están dando la razón.

Entrenar duro para correr fácil

Como son y cómo se comportan los ciclistas en comparación con otros deportistas también ha sido tema de conversación para Wiggins y rápidamente tiene la respuesta: “Los ciclistas somos personas normales. Yo no vivo en Mónaco ni manejo un Ferrari. Cuando vuelvo a mi casa en la campiña entre Manchester y Liverpool, encuentro el antejardín lleno de hojarasca para ser limpiado y lo hago. Llevo una vida normal, me identifico con la gente sin importar si soy el campeón del Dauphiné o de cualquier otra carrera. La gente se siente contenta con mis actuaciones”.

Muchas veces los periodistas creemos que los campeones no se cansan o enferman y que los ganadores no sufren los efectos de la fatiga física o mental, incluso en las pruebas donde corren y ganan. Bradley sale al paso de esas apreciaciones señalando que: “Nuestro preparador físico tiene una frase que he convertido en una práctica cotidiana: “Entrénate duro para correr fácil”, lo que implica sentirte más cansado y más presa de la fatiga en los entrenamientos que en las mismas carreras. He realizado trabajos tan duros  que he podido asimilar y me han beneficiado hasta el punto de notar que por ejemplo en el Dauphiné antes del Tour, nunca estuve tan fatigado como me sentía en los entrenamientos en El Teide. El ciclismo es un deporte tan duro que la gente en general no se da cuenta del sufrimiento y fatiga que hay que soportar”.

Él es…Inglés, lo que significa rigidez, encuadramiento, flema. Pero en el caso de este hombre esos conceptos no aplican porque según él: “En el ciclismo la tendencia es a ser un poco todos iguales. Tenemos un cierto aspecto, nos comportamos de una cierta manera, se tiene poco espacio para expresar la propia personalidad. Por eso me queda muy poco del inglés típico y tradicional que el mundo conoce. Tengo otra manera diferente de ser y de interpretar la vida. Por ello, Tom Simpson (ciclista británico fallecido en el Mont Ventoux en pleno Tour de Francia 1967) era mi héroe. Porque era un inconforme y siempre mantuvo su manera de ser inglés, sin plegarse a la mayoría del lote en un momento en que no había muchos corredores ingleses. Me encanta recordarlo y pensar en él”.

…Nostálgico

Si nos referimos a la visión que tiene hoy de su deporte, Brad se ufana de correr: “En el mejor equipo del mundo, en el más tecnológico y moderno, lo que me gusta mucho pero soy un nostálgico del ciclismo del pasado y de su historia, al contrario de muchos jóvenes que hoy no respetan la jerarquía de este deporte como en otros tiempos, tal vez porque muchos de los grandes anteriores perdieron credibilidad por asuntos relacionados con el doping. Sigo creyendo que a los campeones de verdad hay que admirarlos y respetarlos, intentar robarles sus mejores secretos y aprender de ellos una buena parte de este oficio de ser ciclista”.

…Estilista en la bicicleta

Hasta el punto de convertirse en referencia para casi todos los que corren o practican el ciclismo. Esto es para el longilíneo portador de la casaca de líder del Tour de Francia, un asunto de vital importancia donde su padre tiene mucho que ver: “Mi padre que corría en pista y quien falleció hace 4 años, me ayudó a estimar por sobre todas las cosas, la estética de la bicicleta. Nunca lo vi correr pero mirando sus fotos aprendí a apreciar hombres como Moser, Fondriest, Roche, por su elegancia y estilo en bicicleta. En algunos casos como Fondriest y Moser me parecía que hombre y máquina eran uno solo, como si estuviera ligado uno con el otro. Siempre he amado este tipo de estética en bicicleta”.

Se dice, gracias a su estilo y elegancia en bicicleta, que cuando el 1 metro con 90 cms y los 79 kilos de Bradley Wiggins pedalean, no se mueve nada aparte de sus piernas y por ello pareciera que la bicicleta hace un todo con su cuerpo, especialmente en las pruebas cronometradas.

…Atacante o defensivo

Aspecto en el cual Bradley pareciera inexpresivo, autómata, programado lo mismo que sus compañeros, sin dejar de funcionar como una máquina infernal, programada para mantener por horas y horas un ritmo apabullante y voraz que facilita o impide fugas, que hace lo necesario para llegar en la hora indicada con su carga preciosa (el liderato) cada día, a pesar de todas las circunstancias que encuentran en el viaje: “No me interesa decir o que se sepa si estoy bien, mal o regular. En carrerea solo se piensa en correr y basta. Se habla poco. No miro a nadie. Los respeto a todos pero hago mi carrera y la de mi equipo. En el momento justo, atacamos, perseguimos, controlamos y en las jornadas a cronometro siempre voy a fondo queriendo ser el más fuerte y el mejor. Esta vez he llegado al Tour sin nervios y más bien ansioso por comenzar a disputarlo”.

…Capitán de equipo

En lo cual el propio Brad reconoce que: “he aprendido a ser el líder del equipo, asunto en el que tuve al comienzo inconvenientes con mis compañeros pues no es fácil convertirse en el epicentro de un equipo tan grande, con tan buenos ciclistas que trabajan para mí. Espero que una vez llegadas las grandes victorias por las que luchamos, me pueda ganar la confianza de ellos totalmente”.

En este día de descanso del Tour de Francia, Bradley Wiggins espera y confía hoy en tener la dosis de fortuna necesaria para ganarse  el Tour de Francia, para mostrarse al mundo como el nuevo rey del ciclismo mundial, para orgullo de los amantes del velódromo, para satisfacción de su país y de su patrocinador, para ganarse la confianza de sus compañeros de equipo entre los cuales figuran dos prominentes astros del ciclismo colombiano, Rigoberto Urán y Sergio Luis Henao.

En su hotel, este martes seguramente prepara el salto final a los Campos Elíseos de Paris. Las cartas están puestas sobre la mesa, el podio final ya tiene un perfil muy definido. En otros hoteles, tal vez se hablará y se habrá estudiado la manera de hacerle difícil el camino que falta, de ponerlo en dificultades especialmente en los colosales picos pirenaicos.

Sus rivales conocen ya todas sus virtudes y defectos. Hasta hoy no han podido encontrar la fórmula para derrotarle y seguramente cada noche de las que faltan, se dedicaran, ciclistas y entrenadores a pensar en la manera que impida legal y deportivamente la victoria de alguien nacido para ganar. Ese es el objetivo, es el epicentro de la noticia ciclística del año. Para responder la pregunta del titular de este artículo inspirada en la vieja canción, EL ES BRADLEY WIGGINS!!!

Brad, como le dice su entorno más cercano, es un personaje bien particular que en parte riñe con el estereotipo del ciclistaBrad, como le dice su entorno más cercano, es un personaje bien particular que en parte riñe con el estereotipo del ciclista


blog comments powered by Disqus
back to top